IEEPCO

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.
Autoridades Electas 2018
IEEPCO

Comunicados

MENSAJE DEL CONSEJERO PRESIDENTE ALBERTO ALONSO CRIOLLO

‹ 07 / 07 / 2013 ›

Buenos días a todas y todos. Compañeras consejeras; Compañeros consejeros; Representantes legislativos; Representantes de los partidos políticos; Medios de comunicación; Ciudadanía que nos acompaña y está atenta a nuestro desempeño. El desarrollo de elecciones periódicas y pacíficas es una de las expresiones más claras del estado democrático en el que se encuentra una sociedad. El hecho de que la ciudadanía decida sobre quienes ejercerán el gobierno expresa con profundidad el respeto a la voluntad popular.

Hoy siete de julio del 2013, cobra sentido la expresión de un ciudadano, un voto, pues es el día donde el poder ciudadano se expresa con toda claridad y profundidad a partir de la construcción igualitaria de la decisión ciudadana.

Cuando ciudadanas y ciudadanos depositen su voto en las urnas se concretarán principios constitucionales de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, sobre todo los concernientes a libertad, igualdad, no discriminación.

El día de hoy, a las ocho de la mañana dio inicio la jornada electoral, también en este momento, quienes integramos el Consejo General nos instalamos en  sesión permanente para dar seguimiento a los comicios donde habrán de elegirse veinticinco diputaciones de mayoría relativa y 153 ayuntamientos por el régimen de partidos políticos.

Para este proceso, en la parte organizativa este órgano electoral cuenta con más de tres mil quinientos funcionarios electorales, dentro de los que se encuentran los ciento cincuenta consejeros y consejeras distritales, novecientos dieciocho consejeras y consejeros municipales, así como novecientos cinco técnicos y un mil doscientos veintiún asistentes electorales, a lo que se suma la estructura de más de trescientos funcionarios en direcciones ejecutivas, y personal administrativo en los consejos distritales.

En este cometido, la participación ciudadana es clave, estarán treinta y cinco mil trescientos ocho ciudadanas y ciudadanos como funcionarios en cinco mil cuarenta y cuatro mesas directivas de casilla.

Seguramente, el proceso electoral organizado por ciudadanas y ciudadanos, donde se da una gran movilización pacífica y comprometida, es sin duda una de las más amplias y contundentes dentro de la vida política de nuestra sociedad, no hay otra situación en donde la acción ciudadana sea tan clara, los miles de ciudadanas y ciudadanos que estarán como funcionarios de mesas directivas de casillas, las ciudadanas y ciudadanos que acudirán a sufragar y los observadores electorales, dan cuenta de ello.

Para esta jornada electoral fueron aprobadas cinco mil cuarenta y cuatro casillas, de ellas, dos mil cuatrocientos cincuenta son básicas, dos mil ciento sesenta y siete contiguas, trescientas setenta y siete extraordinarias y cincuenta especiales.

Habrá también dos mil cuatrocientos sesenta y uno observadores electorales que darán cuenta de las condiciones en las cuales se realizan los comicios.

Estamos ante el proceso electoral de mayor equidad en la entidad, las reformas legislativas y la instalación de la comisión de quejas, que por primera vez funciona, dan las condiciones para que los actores políticos encuentren una cancha pareja para la contienda.

Se han realizado todas las acciones necesarias y suficientes para el desarrollo de esta jornada, ahora corresponde por un lado a la ciudadanía y por otro a los partidos políticos realizar su parte para que esta jornada se configure como una verdadera fiesta cívica.

A la ciudadanía corresponde ir a emitir su voto en condiciones de libertad, que elijan la opción que considere la más adecuada a partir de la propuestas vertidas por candidatas y candidatos en el periodo de campaña.

En ese sentido se hace un llamado a las ciudadanas y ciudadanos de todo el estado para que vayan a la casilla que les corresponde y emitan su voto, pues el ejercicio de la libertad política, es la expresión máxima de rechazo a cualquier poder arbitrario y absoluto.

La ciudadanía al ejercer su derecho al voto limita el poder y autoritarismo para convertirlo en poder legal, en un poder limitado por leyes iguales para todas y todos. Esa es la trascendencia de la participación ciudadana en un proceso electoral.

La democracia se alimenta de esta reivindicación: sustituir el dominio injusto de los “no elegidos” –de aquellos que ejercen el poder por derecho hereditario o de conquista- por el mandato de aquellos que son reconocidos como mejores. (Sartori, 2003, p.143)

La ciudadanía debe estar confiada y segura que su decisión será respetada, cada voto será contado de manera escrupulosa, y en los casos donde haya duda seremos respetuosos de la ley y procederemos de acuerdo a la normatividad, para que en los casos necesarios, se cuente voto por voto.

A los partidos políticos, corresponde respetar las reglas de la contienda electoral, existe la normatividad suficiente con reglas claras que impone límites a los partidos políticos y sus candidatas y candidatos, el llamado es para que se conduzcan por el camino de la legalidad.

Sin duda es de reconocer la importancia de los partidos políticos como agentes de cambio y consolidación de procesos democráticos, pues a través de los partidos, diversos grupos encuentran la vía para hacer valer principios y fundamentos ideológicos y tratan de manera pacífica de llegar al poder político.

Por parte del órgano electoral, la ciudadanía, los partidos políticos y coaliciones deben tener la seguridad que cada voto será contado con legalidad y transparencia, actuaremos en estricto apego a la normatividad vigente, los reclamos ciudadanos por transparencia e imparcialidad serán reflejados en esta jornada.

Cada uno debe ir con la plena convicción que la fuerza que nos mueve es la construcción de una sociedad democrática y justa y que no importa la condición social, política, étnica, económica o de cualquier naturaleza para poder manifestar su opinión a través de las boletas electorales, su voto contará lo mismo y será quien defina la composición del poder político.

Sólo me resta reiterar a la ciudadanía para que vivan esta fiesta de la democracia y vayan a votar, que vayan acompañados de sus hijas e hijos y desde ahí se fomente el valor de la participación y compromiso ciudadano, y que finalmente, cada quien en la boleta se exprese en plena libertad y autonomía.

Todo el siglo XX y la primera década del XXI fueron escenarios de lucha por el sufragio efectivo, los derechos ciudadanos y las competencias electorales, incluyentes y equitativas.

El día de hoy asistimos a una jornada electoral en donde estos reclamos históricos de la sociedad  nacional y oaxaqueña se materializan gracias a la convicción democrática del árbitro electoral y los actores políticos y sociales en Oaxaca:

Aquilatemos estos logros que hemos construido entre todos y aprovechemos esta oportunidad histórica para definir quiénes integrarán el Congreso Oaxaqueño y quiénes serán nuestras autoridades municipales.

Avancemos en la construcción de la democracia oaxaqueña.

 Muchas gracias por su atención.